Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 26 de mayo de 2010

RECITAL EN GRAUS: JULIA MARTÍNEZ


Estos son los textos por los que la autora fue premiada en el certamen de su centro.


LA HISTORIA DE DOS AMANTES
Y EL ATARDECER EN LA BAÑERA

JULIETO Y RAMERA

—¡Sátira! ¡Devuélveme mi indulgencia!– Sus palabras encallaron en mi mente con gracia, pero no alteraron mis pensamientos ni mis sentimientos…— ¿Cómo osas burlar de esta manera al hombre que amas?
Mi corazón se paralizó. ¿Podían ser ciertas, acaso, las palabras que brotaban de su boca y que se habían clavado como estacas en el reloj de mi alma?
Sí, acababa de deslumbrar el sentimiento extraño que desde un tiempo albergaba en mi más profundo pero sincero ser.
¿Era cierto entonces? ¡Sí! ¡Le amaba!
—¿Cómo es posible que tu corazón permita vencer a la traviesa mente de chiquilla frente a la mujer emanante de luz, que eres realmente? ¿Acaso no conoces el sentimiento que te hace sonrojar? ¿No lo reconoces? Amor…, ¡es Amor!
Aquél que arrebata el sueño de cualquier soñador.
Aquél que corta las palabras de cualquier orador.
Aquél que priva de ideas a mentes pensantes.
Aquél que te hace mirar las estrellas haciendo que todo lo bueno y todo lo malo se desvanezca por un instante, meciéndote en la brisa con ternura, al compás de la emoción. ¡Qué dicha más dulce! Y qué cruel…, cuando ese sentimiento no tiene otro igual frente al suyo.
Ah…, si pudieras entenderme…
¡Yo la amo, mi señora! Y créame, por usted volaría mil treguas, estrechando mares y hasta el propio espacio.
Y cuando me dejo llevar, por este dulce y exquisito delirio…
Ya no tiembla mi alma si de amarla se trata. El Amor es, pues, la respuesta al cosmos.
Es la única razón, el único motivo por el cual existimos. Qué injuria no conocer el Amor. Quien no lo vive padece de una eterna pesadilla ajena tanto al mundo real como irreal, que al fin y al cabo forman el mismo mundo, pues en los dos habita el Amor.


...



FRENTE A SU DONCEL


La flor de la aurora tiembla…
¡Has venido!
Me miras, te miro.
El núcleo de mi existencia,
pequeño como una pasa,
se ensancha hasta el punto de abarcarlo todo.
Ya no hay negro, ni blanco.
Ya no hay tiempo, ni espacio.
Solo el semblante de la luna clara,
que yace sobre nosotros,
mitiga nuestro amor.
La flor de la aurora tiembla.
Te acercas.
Suspiro.
Y el cosmos se funde
en la unión de tus labios con los míos.


...

SE ACABÓ EL AMOR


Me miras, y con mirada ansiosa
te preguntas por qué.
Me miras, y el deseo abrupto se convierte en vejez.
Envejece tu alma, tu amor, tu piel.
La incertidumbre recorre tu mente
y me reprochas.
Reprochas mi actitud y mi decisión,
sin tener en cuenta la tuya propia.
No es tu alma quien sufre, es tu ego.
Me pregunto quién de los dos me amaba,
y si aún me ama.
No, ya no lo hace.
Aparto la mirada y me hago la dura.
“Soy viento que fluye, fuera de cadenas
y destinos”.
Te giras, ahorrándote tentar mis emociones.
Y así, sin más, se acaba el amor.
Y te miro, y con mirada ansiosa me pregunto por qué.
Te miro, y como viento que fluye me alejo de cadenas y destinos…


...

CANCIÓN DE LLUVIA


Invocando a los truenos
para que vengan a despertarnos.
Que intimiden nuestra soledad
y hagan retumbar los cimientos
de cada uno.
Que se revuelva la vida
en el eco de cada latido
que el cielo nos grite.
Y que se agite la sangre de este bosque
lleno de venas vacías de amor,
por las que corre el miedo.
Que venga la lluvia también
y que resbale por los ventanales
y las sienes de la gente,
limpiando de impurezas y verdades falsas
los sueños que amenazan con cumplirse.
Que vengan los truenos y nos despierten
de esta pesadilla en la que continuamos
presos por miedo a ser felices.
Que se rompan las cadenas
del invierno pecaminoso de cada uno.


...

PEQUEÑA DECLARACIÓN DE AMOR


Hay un amor que me desquebraja toda la espina dorsal.
Hay un amor que me hace brotar poesía.
Y si me suelto el pelo,
en él se enredan
letras y sentimientos.
Hay un amor que me hace brotar, poesía.


Julia Martínez

No hay comentarios:

 
contador de visitas
Contadores